Neuropediatria

Como parte de una especialización más amplia y compleja de la pediatría, la neuropediatría facilita el estudio y atención de aquellos pacientes con patologías específicas del sistema nervioso desde recién nacidos hasta adolescentes.

En los últimos años ha incrementado el estudio en esta área ante la demanda social de los pacientes y sus familias que requieren ser atendidos por especialistas mejor capacitados para enfrentar la complejidad de sus problemas.

No existe un examen para diagnosticar enfermedades del sistema nervioso, hay muchos, pero solo son útiles si el médico con la capacitación adecuada los solicita para confirmar su sospecha diagnóstica.

NEUROPEDIATRÍA-tratamiento-de-Autismo-en-el-df-tratamiento-de-TDAH-lindavista-Gustavo-a-madero-Epilepsia-tratamiento-cdmx-Parálisis-Cerebral-Infantil-norte

NEUROPEDIATRÍA Y PROBLEMAS RELACIONADOS

Desarrollo

Es un proceso que comienza desde la concepción y abarca aspectos que van desde el crecimiento físico, hasta la maduración neurológica, de comportamiento, cognitiva, social y afectiva del niño.

Los “indicadores del desarrollo” son aquellas destrezas que la mayoría de los niños pueden hacer a una edad determinada (por ejemplo la mayoría sonríe alrededor de los 3 meses o gatea a los 10 meses)

Retraso en el desarrollo:  condición en la cual un niño no está desarrollando y/o logrando habilidades de acuerdo al tiempo esperado. Pueden presentarse en diversas áreas: motora, en el lenguaje, en la interacción personal-social, en lo cognitivo, etc.

Trastornos del desarrollo: discapacidad de la función mental, física o ambas que dan lugar a limitaciones importantes es en las actividades principales de la vida.

Varios son los trastornos del neurodesarrollo, mencionamos algunos de los más relevantes.

Autismo 

Es un trastorno del neurodesarrollo de origen biológico caracterizado por un déficit persistente de la comunicación e interacción social además de la presencia de conductas restrictivas, repetitivas y como esterotipadas. 

En otras palabras, niños que presentan relaciones sociales inusuales,  problemas para mantener conversaciones, problemas para compartir intereses, emociones y/o afecto.

Problemas para mantener contacto visual, déficit en la comprensión y usos de gestos, falta de expresividad emocional o de comunicación no verbal.

Dificultad para compartir juegos de ficción o hacer amigos hasta una ausencia aparente de interés por la gente.

Alinear objetos, dar vueltas a objetos, ecolalia (repetición de palabras o frases). Malestar extremo ante pequeños cambios, rituales para saludar, necesidad de seguir siempre en el mismo camino o comer siempre lo mismo. Apego excesivo o preocupación excesiva con objetos inusuales

Indiferencia aparente al dolor o temperatura, respuesta adversa a sonidos o texturas específicas, oler o tocar objetos en exceso, fascinación por las luces u objetos que giran.

Existen diferentes grados dependiendo de la severidad de los síntomas; los niños que presentan mayor funcionalidad se refieren como un grado leve, anteriormente denominado síndrome de Asperger .

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

Síndrome    caracterizado    por disminución de los márgenes de atención asociado a hiperactividad e impulsividad

De acuerdo a esta definición, los subtipos que encontramos son los siguientes: Inatento, Hiperactivo y Mixto

El diagnóstico se realiza a través de la entrevista con los padres o tutores de los niños, además se pueden utilizar algunos cuestionarios que se aplican también a los profesores o instructores de actividades extra académicas con la finalidad de comparar las respuestas y tener un mejor panorama de la conducta de los niños. No existe na prueba de laboratorio o de gabinete (tomografía, resonancia, electroencefalograma) que puedan diagnosticar este tipo de trastornos. El utilizarlos es con la finalidad de descartar algún otro problema neurológico cuando así se considere.

Trastornos del aprendizaje

Son problemas que afectan la capacidad del niño de recibir, procesar, analizar o almacenar información. Éstos pueden causarle dificultades para leer (dislexia), escribir (disgrafia), deletrear o resolver problemas matemáticos (discalculia)

 

Discapacidad intelectual

Puede ser causada por diversos trastornos en los que se detiene o no se completa la adquisición de las habilidades que contribuyen a la inteligencia global de la persona.

El diagnóstico se establece por comparación. Ante un niño con sospecha de discapacidad intelectual debe determinarse su nivel de desarrollo y compararlo con el que tiene la población de su misma edad. Para ello es necesario un conocimiento experto del neurodesarrollo que permita una acertada observación clínica.

Además de los problemas del desarrollo, son muchas otras las patologías vistas por el neuropediatra. Ejemplos de estos son:

Cefalea (dolor de cabeza)

La probabilidad de padecer un episodio de dolor de cabeza aumenta con la edad, llegando a ser de hasta el 96% en la adolescencia.

La cefalea se refiere como primaria cuando no se encuentra alguna causa específica y secundaria cuando obedece a algún otro tipo de padecimiento (por ejemplo en un cuadro gripal)

Las causas más frecuentes de cefalea en la infancia son la migraña y la cefalea por estrés, pero es importante conocer los síntomas que indican que una cefalea puede tener detrás una lesión grave.

Es importante llevar una bitácora (calendario de cefalea) donde se especifique la fecha, hora, y características de la cefalea en caso de que se vuelan más recurrentes o intensas ya que nos ayuda a conocer mejor la forma de presentarse la misma, apoyándonos para el diagnóstico y tratamiento. En muchos casos más también será necesario realizar estudios de imagen para descartar enfermedades estructurales a nivel de sistema nervioso.

 

Epilepsia

Cuando por diferentes causas, un grupo de neuronas tiene una actividad eléctrica anómala que no sigue el ritmo coordinado de las demás, aparece una desorganización brusca y pasajera de las funciones de esas neuronas que llamamos crisis.

La epilepsia se define como al menos dos crisis convulsivas no provocadas que ocurran en un plazo superior a 24 horas.

Al menos 4-6% de niños presentarán un evento convulsivo una vez en su vida.

Cuando el niño presenta un evento convulsivo planteamos nuestro problema mediante las siguientes preguntas: ¿El episodio fue realmente una crisis convulsiva?, ¿Se puede clasificar la crisis convulsiva?,  ¿Cuál es la causa de la convulsión?, ¿Qué tipo de estudios se deben de realizar?. ¿Se requerirá tratamiento?.

El diagnóstico es mediante la visualización de los eventos o por hallazgos característicos en el electroencefalograma, estudio que permite ver la actividad eléctrica del cerebro y si hay algún grado de alteración en la misma. En ocasiones se pueden identificar hasta en un 70% si se realizan de forma temprana posterior al evento (primeras 48hrs).  

Las causas de epilepsia en niños son muchas, y por lo tanto cada niño requerirá un abordaje individualizado.

El tratamiento dependerá del tipo de crisis convulsivas que se presenten. Hasta un 60-70% de los niños recién diagnosticados con epilepsia responderán de forma adecuada al tratamiento. El 30-40% restante se divide en niños que en un inicio presentan dificultad en su control pero que tienen resultados favorables a largo plazo y niños cuya evolución es menos favorable, con epilepsia de difícil control a pesar de múltiples tratamientos antiepilépticos.

En caso de presentar algún evento convulsivo es importante que tengamos en cuenta que medidas tomar (recomendaciones epilepsia) con la finalidad de evitar algún tipo de daño ocasionado de forma secundaria y dar la atención oportuna.  

Parálisis Cerebral Infantil

Este término (PCI) engloba a un grupo de trastornos crónicos secundarios a una lesión en el cerebro durante su desarrollo.

La lesión de la PCI es puntual, sucede una única vez y no se repite, pero las consecuencias son para siempre.

Se ve afectada la motricidad –parálisis–, alterando la postura y los movimientos, y también puede dañar la visión, la audición, el lenguaje y la inteligencia.

Prematuridad

Se dice que un niño es prematuro, cuando nace antes de las 37 semanas de gestación. Son niños muy delicados que, aunque gracias a los avances en pediatría su supervivencia ha aumentado mucho, por su inmadurez sufren múltiples problemas de salud y pueden tener dificultades en su neurodesarrollo y discapacidad. Especialmente en los niños más inmaduros, los que nacen antes de la  semana 32 y con un peso inferior a 1.500 gramos.

Tics de la infancia

Los tics son movimientos involuntarios, intermitentes, bruscos, rápidos y breves que son siempre muy similares y no tienen un propósito. En su mayoría son simples y transitorios y en una menor proporción tienden a ser complejos y prolongados. Es importante que una vez que se han identificado se valore el niño ya que pueden ser parte de algún otro padecimiento o síndrome.

Trastornos del sueño

Dormir, dormir bien, es imprescindible para la salud y muy importante para consolidar en la memoria nuestras experiencias y aprendizajes.

Los trastornos del sueño tienen múltiples causas. Casi todos los problemas neurológicos leves pueden ser causados por una mala higiene del sueño. Y casi todos los problemas neurológicos graves se acompañan de alteraciones en el sueño.

NEUROPEDIATRÍA-tratamiento-de-Autismo-en-el-df-tratamiento-de-TDAH-lindavista-Gustavo-a-madero-Epilepsia-tratamiento-cdmx-Parálisis-Cerebral-Infantil-norte
  • Tratamientos:

El manejo de trastorno de espectro autista (TEA) el tratamiento es multi-disiplinario, apoyándonos de piscólogos, neuropsicologos, terapeutas de lenguaje, terapeutas de integración sensorial, terapeutas conductuales. En ciertos casos se utilizan fármacos que ayudan a disminuir ansiedad, conductas agresivas y estereotipadas o fármacos que se utilizan en caso de patologías agregadas como epilepsia, trastornos de sueño, trastorno de déficit de atención e hiperactividad.

 

TDAH (trastorno de déficit de atención e hiperactividad): Se utilizan medicamentos psicoestimulantes como metilfenidato o anfetaminas, diseñados específicamente para mejorar los periodos de atención y disminuir conducta hiperactiva. También se cuenta con otro tipo de medicamentos como inhibidores de recaptación de noradrenalina, como atomoxetina , inhibidores de la recaputura de serotonia como imipramina o estimulantes alfa-adrenérgicos como clonidina. Dependiendo del contexto clínico y o respuesta a psicoestimulantes se decide usar uno 

 Especialistas:

 Somos un grupo de especialistas enfocados en cuidar y   proteger su salud, brindando la más alta calidad en los   tratamientos que cada uno de nosotros ofrecemos siempre   trabajando con la tecnología más avanzada para ofrecer una   atención humana y de calidad.